Texto de Eva Alfonso

"Soltémonos el pelo, liberemos a los peces atrapados en un sólo pez, a los pájaros atrapados en un sólo pájaro, saboreemos, bailemos...". Eva Alfonso

domingo, 8 de diciembre de 2013

Resumen de las I Jornadas de Psicología Perinatal



El pasado viernes, 29 de noviembre, se celebraron por fin las I Jornadas de Psicología Perinatal, organizadas por la Asociación Española de Psicología Perinatal. Gracias a la colaboración del Hospital Universitario de Torrejón, en Madrid, que nos cedió la utilización de algunos espacios, se pudo acoger a los casi cien profesionales de salud mental –psicólogos, psicólogas y psiquiatras- que acudieron el viernes a esta esperada cita.   Ni el frío, ni las huelgas de renfe, ni los virus otoñales, deslucieron la ocasión.

Fue sin duda un día intenso, completo, donde tuvimos ocasión de escuchar interesantes ponencias, compartir reflexiones, conocer a otras y otros profesionales, y asistir a interesantes talleres. 

Tras la apertura de las Jornadas, por parte de Diana Sánchez, presidenta de la asociación, la Dra. Cecilia Pérez-Minguez, autora del libro “No deseas palabras”,  entre otros, nos llevó de la mano al mundo de la comunicación sutil y empática en la etapa perinatal: piel, escucha atenta y sensible, emociones y respeto aparecieron en su relato.

A partir de este momento, y casi hasta el final de las jornadas, las y los asistentes tuvimos que repartirnos en los dos espacios donde se iban a celebrar las demás ponencias.  Los temas que se iban a tratar en cada una de las salas eran suficientemente interesantes como para que algunas de las asistentes reclamaran con una sonrisa: 
     “¡¿De verdad que hay que elegir?!”.

El crecimiento maternal, la lactancia materna, el vínculo y la etapa infantil, la muerte perinatal, el nacimiento desde una perspectiva psicológica, el trastorno de estrés postraumático, fueron los temas que se trataron en las ponencias que se celebraron hasta la hora de la comida.

Diana Sánchez, Gabriella Bianco, Cristina Silvente, Sara Jort, Mónica Álvarez y Meritxell Sánchez fueron hasta ese momento las encargadas de llevarnos a un mundo de leche, teta, vientre, brazos, miedos, tristezas, alegrías, ansiedad,…, mamá, bebé, papá, …,y de nuevo leche.

Después de la comida, y tras respirar hondo, llegaba uno de los platos fuertes: la ponencia de Ibone Olza.  Impresionante mujer, impresionante humanidad e impresionante profesionalidad. Ella se ocupó de presentarnos su experiencia con el programa de psiquiatría perinatal que viene desarrollando en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid.

Fue clara su exposición, clara la manera en que nos mostró el trabajo desarrollado, y clara la sensación de “estómago encogido” que nos dejó a la mayoría. Tras una exposición impecable, Ibone nos dejó ver, con diplomacia, pero sin exceso de maquillaje, la enorme dificultad que supone para el o la profesional de salud mental, aún en este momento, trabajar “a solas” en la atención perinatal sin contar con el respaldo de un equipo interdisciplinar que trabaje con coherencia y compromiso en la misma línea. 

La ponencia de Ibone, y las valiosísimas aportaciones que vinieron después por parte de algunas de las asistentes, no pudieron dejar a nadie indiferente: la atención en salud mental perinatal es necesaria,  es algo por lo que los y las profesionales debemos trabajar, reflexionar, investigar, …, pero, “¡¿por dónde empezar?!”

Fue en este momento cuando Fátima Prieto tomó la palabra. “¿Qué investigar en psicología perinatal?” fue el título de su comunicación. Con una presentación impecable, la psicóloga nos mostró el desolador panorama de la investigación actual en España en esta área, pero además trato de abrirnos la mirada. Fátima nos mostró con claridad los datos, y nos mostró también aquellas áreas en las que actualmente se hace más necesario que  aparezcan trabajos serios y comprometidos de investigación que ayuden a que la psicología perinatal sea reconocida a nivel académico, clínico, educativo y sanitario.

Las jornadas estaban ya cerca de terminar, pero aún quedaba otro momento muy esperado: los dos talleres que impartirían G. Bianco, C. Sivente, S. Jort y D. Sánchez. Estos talleres fueron un postre exquisito para las jornadas: nos permitieron degustar el buen hacer profesional de quienes llevan ya años trabajando en esta área, y como los buenos postres, nos dejaron con ganas de más…

Ya cerca de las 20:30 de la tarde, finalizaban las jornadas. Este fue el momento para las fotos, para el intercambio de contactos, los abrazos, las despedidas, los agradecimientos  y los “hasta pronto”. 

Las ponentes compartieron con nosotras, con gran generosidad su trabajo, aprendimos de, y con, ellas, abrieron para todos los asistentes ventanas hacia nuevas reflexiones, y hacia otras también conocidas, pero que ahora se nos aparecían con más claridad frente a nuestros ojos. 

 Para quienes formábamos parte del equipo de organización del evento, quedó clara  la sensación  de que aquello había que volver a repetirlo.  En algún momento surgió el comentario acerca de la conveniencia o no de que aquellas jornadas hubieran estado abiertas para más profesionales, no sólo de salud mental. 
Después de aquello quedó aún más clara la necesidad de trabajar en equipos interdisciplinares, pero también es cierto que el área de salud mental, en este momento,  necesita un empujón fuerte para que se reconozca y crezca en la atención perinatal, y en esta ocasión,  desde la organización, se consideró más conveniente que estas jornadas se hicieran así.  Afortunadamente, en la actualidad, existen más jornadas y cursos en los que tenemos ocasión de encontrarnos psicólogos, matronas, psiquiatras, obstetras, doulas, fisioterapeutas, enfermeras y demás profesionales de atención a la maternidad y paternidad.  


Desde la asociación, un profundo agradecimiento a quienes, a pesar de las circunstancias adversas del día, estuvisteis con nosotras para compartir. Gracias por vuestras preguntas y aportaciones. ¡Entre todas y todos lo hicimos posible! ¡Hasta las próximas jornadas!

No hay comentarios: